Visitaas

18 sept. 2012

¡Qué se pare el mundo, que yo me bajo aquí!

Y ahora es cuando vienen los arrepentimientos. 
Sólo puedo decir una cosa, la verdad, es que me alegro de que hayas formado parte de mi vida todo este tiempo, ya que he aprendido muchas cosas a tu lado. Sólo ha faltado una, y es que aún no soy capaz de quererme...

No hay comentarios:

Publicar un comentario